Metodología de trabajo

¿Para que sirve el SEO?

Cada vez que se realiza una búsqueda en Google, este ordena todas las webs jerárquicamente según cuáles considera que mejor satisfacen lo que el usuario quiere encontrar. Los sitios que aparezcan en las primeras posiciones se llevan la mayor parte del tráfico.

Un mejor posicionamiento orgánico se traduce en más visitas.

Para establecer este orden, Google toma en cuenta cientos de factores, como la correcta implementación del código, los links entrantes y la interacción de los visitantes con el sitio, por mencionar solo algunos.

En Eleven somos expertos en SEO (Search Engine Optimization – Optimización de los Motores de Búsqueda), y llevamos años llevando tráfico desde Google hacia los sitios de nuestros clientes

1. Auditoría

Realizamos un análisis detallado de la situación actual en la que se encuentra la web. Es necesario medir para poder mejorar. Analizamos el nivel de optimización de múltiples factores que afectan el posicionamiento, tales como estado de indexación en Google, penalizaciones del dominio, títulos, metadescripciones, URLs, contenidos duplicados, imágenes, tiempo de carga, enlaces entrantes, interlinking interno, versión móvil, sitemap, robots.txt, enlaces rotos, errores 404. También medimos el posicionamiento actual del sitio en Google.

Como el objetivo es que la web rankee en los primeros resultados para las búsquedas relacionadas con su mercado y potenciales clientes, es necesario conocer a la competencia que tendrá el mismo objetivo. Cada nicho tiene sus particularidades y la estrategia llevada a cabo debe ser acorde a la misma. Analizamos exhaustivamente las otras webs, sus puntos fuertes y debilidades, para así poder tener una noción de la dificultad del proceso.

2. Planificación

Con todos los datos recabados de la auditoría realizada previamente, conformamos una estrategia a seguir en los próximos meses.

En este paso se establecen los objetivos: las palabras claves que se buscarán posicionar en las primeras posiciones. Estas keywords deben tener tráfico (que haya gente buscándolas), y ser relevantes al nicho donde compite el negocio. A lo largo del proceso SEO haremos un seguimiento del posicionamiento de estas búsquedas.

3. Implementación

Realizamos todas las modificaciones necesarias para la optimización inicial del sitio, en función de lo detectado en la auditoría y lo definido en la planificación.

4. Retroalimentación

El proceso de optimización para buscadores es constante: siempre se puede seguir creciendo en Internet.

Mes a mes, realizamos mediciones del proceso SEO que estamos llevando a cabo, valiéndonos de herramientas especializadas entre las que se destacan Google Analytics, Google Search Console, Ahrefs y Semrush, entre otras. Toda esta información se analiza para afinar la estrategia y definir los siguientes pasos para potenciar el crecimiento.

1. Auditoría

Realizamos un análisis detallado de la situación actual en la que se encuentra la web. Es necesario medir para poder mejorar. Analizamos el nivel de optimización de múltiples factores que afectan el posicionamiento, tales como estado de indexación en Google, penalizaciones del dominio, títulos, metadescripciones, URLs, contenidos duplicados, imágenes, tiempo de carga, enlaces entrantes, interlinking interno, versión móvil, sitemap, robots.txt, enlaces rotos, errores 404. También medimos el posicionamiento actual del sitio en Google.

Como el objetivo es que la web rankee en los primeros resultados para las búsquedas relacionadas con su mercado y potenciales clientes, es necesario conocer a la competencia que tendrá el mismo objetivo. Cada nicho tiene sus particularidades y la estrategia llevada a cabo debe ser acorde a la misma. Analizamos exhaustivamente las otras webs, sus puntos fuertes y debilidades, para así poder tener una noción de la dificultad del proceso.

2. Planificación

Con todos los datos recabados de la auditoría realizada previamente, conformamos una estrategia a seguir en los próximos meses.

En este paso se establecen los objetivos: las palabras claves que se buscarán posicionar en las primeras posiciones. Estas keywords deben tener tráfico (que haya gente buscándolas), y ser relevantes al nicho donde compite el negocio. A lo largo del proceso SEO haremos un seguimiento del posicionamiento de estas búsquedas.

3. Implementación

Realizamos todas las modificaciones necesarias para la optimización inicial del sitio, en función de lo detectado en la auditoría y lo definido en la planificación.

4. Retroalimentación

El proceso de optimización para buscadores es constante: siempre se puede seguir creciendo en Internet.

Mes a mes, realizamos mediciones del proceso SEO que estamos llevando a cabo, valiéndonos de herramientas especializadas entre las que se destacan Google Analytics, Google Search Console, Ahrefs y Semrush, entre otras. Toda esta información se analiza para afinar la estrategia y definir los siguientes pasos para potenciar el crecimiento.

Escribinos

Espera nuestra respuesta pronto!

11 + 4 =

Escribinos

Espera nuestra respuesta pronto!

9 + 5 =